La Capilla Sixtina

LA CAPILLA SIXTINA

JAN MARTÍNEZ AHRENS

A la historia le entretienen las simetrías. El escritor, fotógrafo y ensayista Canek Sánchez Guevara (La Habana 1974 -México, 2015) no pudo escapar a la suya. Fue el nieto mayor del Che Guevara, el mito absoluto del siglo XX revolucionario. Y como tal acabó siendo el portador de un estigma. El de una sombra legendaria que le marcaba los pasos y le indicaba cómo comportarse. Un destino del que Canek, como recuerdan sus familiares y amigos, supo zafarse. Abominó de Castro, rechazó el comunismo y repudió la violencia. Su refugio fueron las letras. En su corta e intensa vida creó una obra casi secreta que ahora, con la publicación póstuma de su deslumbrante novela 33 revoluciones, escapa del olvido.

LA CAPILLA SIXTINA

XAVI SANCHO

La semana pasada estuve en Londres. Horas después de aterrizar, y tras haber interactuado con varios indígenas, noté algo raro. Solo podía pensar en si habrían votado a favor o en contra del Brexit. Todo iba bien mientras esto pasaba en ese lugar aburrido aunque acogedor que es mi cabeza. Pero entonces, una fuerza extraña me impulsó a preguntarle a un taxista qué pensaba de Theresa May.

LA CAPILLA SIXTINA

ROSARIO G. GÓMEZ

El sueño de Steve Jobs era que todos los habitantes del planeta tuvieran su propio ordenador (Apple, por supuesto). Y la ilusión de cualquier niño es tener, ante todo, un móvil. Los teléfonos inteligentes abren un colosal mundo de posibilidades: permiten chatear con los amigos, enviar y recibir fotos, subir y bajar vídeos a YouTube. Incluso pueden transmitir a distancia la palabra u otro tipo de sonidos, que viene a ser la función tradicional y básica de un teléfono.

LA CAPILLA SIXTINA

MANUEL VICENT

Las banderas tibetanas de oración son unas telas de colores engarzadas a una soga o a un mástil que flamean constantemente al viento desde los tejados de casas, las cimas de los montes y explanadas de los templos. En esas telas los budistas depositan toda clase de sueños, promesas y preguntas en forma de plegarias, que el viento se encarga de expandir por el espacio hasta regiones ignotas donde habitan las fuerzas misteriosas que han sido invocadas. Paz, fortuna, salud, belleza, armonía son las constantes del corazón de los mortales.

LA CAPILLA SIXTINA

BERNARD-HENRI LEVY

Debemos acabar a toda costa con los bombardeos masivos, ciegos e indiscriminados —o, peor aún, discriminados, dirigidos sobre todo contra la población civil, los convoyes humanitarios y los hospitales— que se han reanudado con más fuerza que nunca en Alepo. Debemos exigir que, en los próximos días (en las próximas horas, los próximos minutos), cesen la lluvia de acero, las bombas de racimo y de fósforo, los barriles de cloro arrojados a baja altura sobre los últimos barrios de la ciudad en manos de los moderados; que el mundo, empezando por las democracias, reaccione ante esas imágenes terribles, transmitidas por los escasos testigos que siguen allí, de niños con el cuerpo destrozado y retorcido; heridos con miembros amputados sin anestesia por médicos desesperados que también mueren; mujeres abatidas por un obús mientras, como en Sarajevo hace 23 años, hacían cola para comprar yogur o pan; voluntarios alcanzados mientras recorren los escombros en busca de supervivientes; seres sin fuerzas, rodeados de basuras y deshechos, que dicen adiós a la vida.

LA CAPILLA SIXTINA

JAN MARTÍNEZ AHRENS

El incendio ya está demasiado cerca. El fenómeno Trump mantiene activos sus frentes y la posibilidad de una victoria sigue abierta. Ante este peligro, de consecuencias catastróficas para México, el Gobierno de Enrique Peña Nieto ha decidido poner en marcha una revisión general de sus cuentas y estudiar con detalle el alcance real de las amenazas del candidato republicano. Para ello, se han analizado los tratados, sometido a test de stress a los bancos y escrutado los balances de las grandes corporaciones y fortunas familiares del país. El resultado, según fuentes oficiales, ha sido que México está preparada para resistir al huracán, aunque los efectos no serán leves. “La victoria de Trump supondría una incertidumbre brutal”, señala un miembro de la cúpula gubernamental.

LA CAPILLA SIXTINA

JAN MARTÍNEZ AHRENS

Que en parte de México el Estado es una ficción se puede explicar de muchas maneras. Una de ellas es tomar un coche y visitar la aparentemente idílica aldea de Turícuaro (3.000 habitantes), en el corazón del volcánico estado de Michoacán. Pueblo indígena, regido por usos y costumbres ancestrales, este enclave de carreteras sinuosas y espléndidos oyameles, vive fuera de la ley. O mejor dicho, sin importarle la ley. Desde hace cuatro meses, exhibe en sus calles, plazas y explanadas el cuerpo de un delito flagrante. Son decenas y decenas de autobuses, camiones, trailers y furgonetas secuestrados por los estudiantes normalistas en su pulso contra la reforma educativa. Todo un botín de guerra ante el que las autoridades miran hacia otro lado.

LA CAPILLA SIXTINA

JUAN CRUZ

Hace una semana, en Medellín, en medio de la humedad del Jardín Botánico y de los nervios que sufría esa región, Antioquia, y Colombia ante el plebiscito cuyo resultado fue triste para la paz, le preguntaron a Ana María Busquets, viuda del periodista Guillermo Cano, asesinado treinta años antes en Bogotá, si perdonaba a los que mataron a su marido.

LA CAPILLA SIXTINA

JORGE MARIRRODRIGA

Seamos sinceros. Ciertos pensamientos son inevitables tras conocer que dos superbombarderos rusos bordearon a finales de septiembre la orilla occidental de Europa desatando la alarma de los centros de control aéreo de varios países y de la misma OTAN para terminar dando media vuelta al llegar a la altura de... Bilbao. Que si en realidad querían ver el arco de San Mamés en Lezama, que si fueron informados de que en Bilbao lo correcto es la cuadrilla y ellos solo eran dos, que si cuando se dieron cuenta de las maniobras que hay que hacer para aterrizar en el aeropuerto de Loiu se sintieron más seguros volviendo al Ártico ruso o que si por radio los rusos se limitaban a silbar el “desde Santurce a Bilbao”.

LA CAPILLA SIXTINA

JUAN VILLORO

Colombia ha puesto en práctica un recurso favorito de Latinoamérica: la indecisión. En contra de lo que preveían las encuestas, los votantes se opusieron a los acuerdos de paz. Los elogios de la comunidad internacional y el Nobel de la Paz, que Santos cambiaría por el respaldo de su gente, han premiado una causa perdida.

LA CAPILLA SIXTINA

JAN MARTÍNEZ AHRENS

Perdió la partida. Tras años de acusaciones y escándalos, el PRI ha decidido suspender de militancia al gobernador en funciones de Veracruz, Javier Duarte. La medida llega cuando la ola de fango levantada por este político, uno de los más odiados de México, es ya incontenible y la propia Procuraduría General de la República ha decidido tomar cartas en el asunto y abrirle una investigación por supuestas prácticas corruptas. El siguiente paso, si se confirman las sospechas, será la expulsión del partido.

LA CAPILLA SIXTINA

FERNANDO SAVATER

Ha sido una semana abundante en evocaciones de episodios de mi vida. El miércoles repusieron en La 2 de Televisión Española Siete días de enero, de J. A. Bardem, una película sobre los asesinatos de Atocha de 1977. ¿Cómo la verán hoy (si la ven) los jóvenes políticos y antipolíticos que mandan o se desmandan? Me refiero a lo que cuenta, no a cómo lo cuenta: a falta de otras virtudes —que las hay— es sin duda un documento fidedigno.

LA CAPILLA SIXTINA

DAVID MATHIESON

Fue todo tan distinto hace sólo unos pocos años. A finales de los noventa, los socialdemócratas crecieron en todos los rincones de Europa. Políticos de izquierda participaban en los Gobiernos de 12 de los (entonces) 15 Estados miembros de la Unión Europea, dominaban la Comisión Europea y fueron el segundo grupo más numeroso en el Parlamento Europeo. Por si fuera poco, el presidente Bill Clinton y los “Nuevos Demócratas” definían una política nueva en EE UU y el progreso de la socialdemocracia era imparable. O al menos eso parecía.

LA CAPILLA SIXTINA

PABLO DE LLANO

El Estado de Veracruz (México), desde hace años un remolino de crimen e impunidad, se ha tragado a otros cuatro jóvenes. La policía busca a tres estudiantes desaparecidos el jueves pasado en la zona metropolitana de Veracruz y a otro estudiante más al que se le perdió la pista en paralelo en otro lugar de la ciudad, sin que se sepa todavía si ambos casos están relacionados. Las familias no han recibido petición de rescate ni ninguna otra señal. Todo apunta a lo que en México se conoce como un levantón, un aterrador término popular que remite al hecho de ser raptado para ser eliminado en algún lugar, generalmente sin dejar rastro.

LA CAPILLA SIXTINA

DIEGO BEAS

De todas las encuestas y números publicados sobre la elección presidencial en Estados Unidos el mes que viene, hay un grupo de datos que saltan a la vista y proporcionan una de las pistas clave para entender el fondo de uno de los ciclos electorales más trascendentes de la historia de ese país (un analista calificó la elección de “extinction-level event”, es decir, un evento con el potencial de extinguir lo que conocemos como Estados Unidos).

LA CAPILLA SIXTINA

MANUEL JABOIS

Pablo Iglesias, fundador del PSOE, murió en su casa de Ferraz, donde muchos años después se levantó la sede del partido. Lo recuerda una placa que hay en la entrada y un busto enorme de su cabeza. Ese busto pertenecía a una estatua que le honraba en Madrid y que fue destruida después de la victoria de Franco. Su material se usó para construir los muros del Retiro, pero dos obreros salvaron la cabeza de Iglesias: la enterraron en unos jardines —tuvo que ser un esfuerzo digno de un mafioso en Nevada: la cabeza mide más que Joe Pesci— e hicieron un plano que entregaron a un amigo de Iglesias, Gabriel Pradal. La familia Pradal guardó el mapa durante 40 años y, tras la llegada de la democracia, lo entregó al partido. Hoy, nada más entrar en Ferraz, esa inmensa cabeza de Pablo Iglesias recibe al visitante y le recuerda lo difícil que es acabar con el PSOE: ni la dictadura destruyó la estatua de su enemigo.

LA CAPILLA SIXTINA

FERNANDO SAVATER

La pasada noche decidí ver una película grabada desde hace meses, Las últimas horas, dirigida por Zak Hiditch. Es una reciente variación australiana del tema que desarrolló en 1959 Stanley Kramer en La hora final con un apabullante reparto encabezado por Gregory Peck y Ava Gardner, basada en el best-sellerde Nevil Shute. La actual no me pareció mala, sólo algo sosa pese a crímenes y orgías algo apáticas. El perfil bajo no es un defecto, pero al contar las catastróficas horas finales del planeta vividas por seres desesperados habría que ponerle mas emoción. La verdad es que los relatos del fin del mundo sin una estafa salvífica postrera me resultan tónicos, sobre todo ahora. No me asustan.

LA MIRILLA

LA CAPILLA SIXTINA

PUBLICIDAD

  • Veterinaria
  • notaria2
  • scissors2