La Capilla Sixtina

Abrir anuncio

LA CAPILLA SIXTINA

LUCIA MAGI

 “¿Onassis? Es un hombre cautivador, sincero, espontáneo. Le conocí en 1957 y nos hicimos amigos”. “Me hace sentir la reina del mundo, con su irresistible picardía”. “Me convirtió en un animal domesticado”. “No me amaba a mí, sino a lo que yo representaba”. Son algunas de las confesiones recogidas en el documental Maria by Callas: In Her Own Words, de Tom Volf, presentado este miércoles en la Festa del Cinema de Roma. Quien habla —a través de grabaciones inéditas y cartas íntimas desconocidas hasta ahora— es la misma soprano, que vivió con el magnate naviero una atormentada y célebre relación de 1959 a 1968.

El director del largometraje, francés de origen ruso y de formación estadounidense, tiene 30 años y admitió que hasta hace cuatro años ni sabía quién era La Divina. "Estudiaba en Nueva York y una noche fui al Metropolitan para ver la María Estuardo de Gaetano Donizetti. Quedé hechizado”, explicó en Roma. De vuelta a casa, se puso a bucear en YouTube y se topó con la interpretación de una tal María Callas. En aquella voz dulce e intensa, sin embargo, Volf notó una grieta, como un lamento secreto, un llanto escondido bajo la perfección del bel canto. Decidió escucharlo y se puso a investigar.

Dedicó los siguientes años a acopiar material desconocido sobre aquella estrella, fallecida 10 años antes de que él naciera. Encontró el vídeo de una entrevista perdida grabada en 1970, habló con su amiga Nadia Stancioff y con los descendientes de Onassis, recuperó y leyó más de 400 cartas, muchas escritas por Callas a su maestra de canto, la española Elvira de Hidalgo.

Por debajo del personaje histriónico, maniático y algo caprichoso que todo el mundo escuchó y amó, en los 95 minutos que dura el documental cobra vida una mujer de deseos sencillos y corazón abierto, que lejos del escenario leía recetas de cocina y coleccionaba carillones.

Maria by Callas: In Her Own Words se centra en los nueve años de su relación con el riquísimo y polémico empresario, vivida alternando pasión y odio desembocados, siempre extrema y nunca caracterizada por aquella serenidad familiar que ella tanto deseaba. Un amor atormentado que terminó en 1968, cuando Onassis la abandonó para casarse con Jacqueline Kennedy, por entonces emblema mundial de elegancia y mesura, viuda del presidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy, asesinado cinco años antes.

El abandono hirió a la soprano en lo más profundo: “Fue como recibir un golpe en la cabeza, fue horrible. Intento sobrevivir. Por él abandoné una carrera increíble, en un oficio complicado. Rezo a Dios para que me ayude a superar este momento. Es un gran cerdo, la van a pagar los dos. ¿Si busco un príncipe azul? Espero encontrar a un hombre que me acepte por lo que soy”, dijo la Callas.    

LA MIRILLA

LA CAPILLA SIXTINA

PUBLICIDAD

  • Veterinaria
  • notaria2
  • scissors2